Resumimos 16 elementos fundamentales del Search Engine Optimization (SEO)

Publicado por: Karen Tavera 18-jul-2019 16:09:00

16 elementos fundamentales del Search Engine Optimization (SEO)

 

No existe una fórmula mágica ni un secreto celosamente guardado para posicionar automáticamente tu sitio web en el primer lugar de los resultados de búsqueda, pero sí hay varias acciones y técnicas que pueden ayudarte a lograr que los buscadores entiendan mejor tu contenido y, por ende, ganes posicionamiento web.

 

En este artículo queremos compartirte los elementos que debes cuidar en materia de Search Engine Optimization, que llamamos SEO u optimización en motores de búsqueda. Nos enfocaremos en las prácticas de SEO que predica Google, pues éste es el principal motor de búsqueda utilizado a nivel mundial; de hecho, en los últimos dos años se ha llevado 90% de la cuota de mercado de motores de búsqueda, según Statcounter).

 

cuota-mercado-motores-busqueda-consultoria-seo

 

Pero antes de empezar con los elementos esenciales para ganar posicionamiento, queremos mencionar cómo funcionan las búsquedas en Google: este motor de búsqueda recibe información de millones de fuentes (páginas web, datos de aplicaciones como Google My Business o Google Maps, libros digitales, documentos escaneados, bases de datos públicas en internet y muchas otras fuentes).

 

Si tú le das la información de tu sitio web de forma clara, estructurada y apegada a buenas prácticas online, entonces Google rastreará tu página web, la indexará (es decir, la agregará a su índice, como si fuera un libro) y hará que tu contenido aparezca en las SERPs (Search Engine Results Pages o páginas de resultados de búsqueda).

 

Después de aclarar este concepto, vayamos a lo importante: ¿cómo posicionar tu página web? Estos son 16 elementos que nosotros procuramos y que el propio Google difunde en su Guía de optimización en buscadores:

 

  1. Sitemap

Dentro de las acciones básicas de SEO y desarrollo web se necesita crear un mapa de sitio, el cual es un archivo XML que contiene la lista de páginas de tu sitio –pueden ser pocas, por decir 9, o pueden ser cientos. El sitemap no sólo les dice a los buscadores cómo está organizado tu sitio web, sino que también ayuda a que los crawlers (también conocidos como rastreadores, arañas o bots) visiten tus páginas nuevas o detecten los cambios que has hecho, y se indexen.

 

  1. Archivo robots.txt

Este es un archivo, como el sitemap, que debes crear y subir a tu sitio. Pero su objetivo es distinto: sirve para restringir el acceso a ciertas páginas, ya sea porque no deseas que se indexen o porque contienen información confidencial que deseas proteger.

 

  1. Títulos de página

Una técnica básica y fundamental del SEO es crear títulos de página precisos, claros, cortos (no más de 70 caracteres) y descriptivos. Con cada título debes explicarle a la gente –y al buscador­– de qué trata tu página y por qué deberían visitarla.

 

Google recomienda incluir el nombre de tu empresa, datos relevantes como la ubicación física de tu compañía y tus principales especialidades o servicios.

 

titulo-pagina-conciso-consultoria-de-seo

 

  1. Meta descripción

Otro elemento esencial del SEO es la meta descripción, la cual es un resumen del contenido que contiene cada página de tu sitio web y es la descripción que Google muestra en los resultados de búsqueda.

 

Evita escribir descripciones demasiado generales o llenar las metas únicamente con palabras clave, sin dar un contexto a tu página web. Recuerda que los bots las rastrean, pero los humanos son quienes las leen.

 

metadescripcion-importante-sitio-web-consultoria-de-seo

 

  1. Etiquetas de encabezado

¡Utiliza las etiquetas de encabezado –H1, H2 y H3– a tu favor! Si incluyes palabras clave en esos títulos, ayudarás a mejorar tu posicionamiento. Además, le darás una pista visual a tus usuarios, indicándoles que ese texto es importante y qué tipo de contenido leerán debajo del header.

 

>>Lee 7 cosas que debes evitar en tu estrategia de SEO<<

 

  1. Marcado de datos estructurados

Este concepto queda muy claro con las palabras del propio Google: “La Búsqueda de Google realiza un gran esfuerzo para entender el contenido de una página. Puedes ayudarnos si incluyes datos estructurados en la página para brindar a Google pistas explícitas sobre su significado. Los datos estructurados son un formato estandarizado para proporcionar información sobre una página y clasificar su contenido; por ejemplo, en una página de recetas, serían los ingredientes, el tiempo y la temperatura de cocción, las calorías, etc.

 

Para crear el marcado de datos estructurados existen tres formatos:

  • JSON (JavaScript Object Notation)
  • Microdata (especificación HTML)
  • RDFa (extensión de HTML)

 

Y los datos que incluye este formato deben ser relevantes para tu empresa; por ejemplo, los productos que vendes, la ubicación geográfica de la compañía, los videos que tienes sobre tus beneficios, los horarios de apertura, el calendario de eventos y más.

 

  1. URLs

Tip básico de SEO: las URLs deben estar diferenciadas para cada uno de tus productos o servicios (o por lo menos para los más importantes), y tienen que ser sencillas, cortas e incluir palabras clave.

 

  1. Menú de navegación

Uno de los elementos más importantes de tu sitio web es el menú de navegación. Ahí deben estar presentes todas tus páginas para que ayudes a los usuarios a navegar a través de tu sitio.

 

Piensa que el home es la ‘puerta de entrada’ a tu sitio, pero después necesitan un pasillo que los guíe hacia otras páginas con contenido más específico.

 

  1. Keywords

No es nada fácil elegir keywords para desarrollar un sitio web. Primero debes comprender perfectamente qué ofreces, cómo te diferencias de la competencia y cómo buscan las personas tus productos o servicios.

 

Cuando tengas esto claro, debes investigar palabras clave con herramientas como Google Keyword Planner, Google Ads, SEMrush o Keyword Tool, y luego seleccionar las mejores basándote en estos dos criterios:

  • Volumen de búsqueda (no sirve mucho si tiene un volumen demasiado alto, difícil de competir, o demasiado bajo, el cual casi nadie busque).
  • Intención de búsqueda (si el contenido de tu página no cubrirá las expectativas de tus usuarios, no tiene caso utilizar esa keyword).

 

Eso sí, evita usar demasiadas veces una misma palabra clave dentro de una página. Esto podría confundir a los usuarios y estarías practicando el keyword stuffing, que Google considera como prácticas negativas de SEO.

 

  1. Contenido útil e interesante

Investiga lo que tu target está buscando, lo que necesita y lo que le funciona en términos de información. Recuerda que primero debes pensar en las personas y luego en las máquinas.

 

Si tu información no es relevante o no está dirigida a las personas correctas, será muy difícil posicionarte y llegar a tus consumidores potenciales.

 

En este aspecto, este video de Rand Fishkin –el creador de Moz– es útil para diseñar el flujo de contenido de una página web para maximizar las oportunidades de SEO:

 

 

  1. Especialización

No tendría sentido que vendieras software y hablaras sobre el Día de la Bandera, ¿cierto? Si decides publicar contenido frecuentemente a través de un blog, por ejemplo, considera especializarte en un tema concreto para construir y mejorar tu reputación.

 

Toma en cuenta que la calidad de un sitio es mayor mientras más experiencia y autoridad tenga sobre un tema (lo cual se ve reflejado en el contenido que publica), así que no dudes en demostrar el conocimiento que tienes sobre tu área o industria.

 

  1. Buenas prácticas de contenido online

Después de analizar la información que deseas comunicar y las palabras clave con las que deseas posicionarte, los buscadores valorarán otros elementos como:

  • Publicar texto claro, bien escrito (sin errores ortográficos) y fácil de entender.
  • Organizar los temas por categoría.
  • Simplificar la lectura con párrafos cortos, headers y separaciones.

 

  1. Enlaces

Una práctica de SEO que te ayudará muchísimo es incluir links dentro de tu sitio web, blog y redes sociales. Siempre revisa que:

  • El texto que incluya links sea visible y que destaque. Es decir, que el usuario detecte un enlace cuando lo vea.
  • El texto que incluye un link sea descriptivo, que transmita una idea general sobre lo que el usuario leerá al darle clic.
  • Los links no tengan palabras genéricas como “página” o “haz clic aquí”.
  • Los textos que llevan un enlace sean demasiado largos.
  • Incluyas links internos a tu página web y que integres links externos si consideras que éstos aportan información valiosa al usuario y son confiables (cero páginas spam).

enlaces-claros-consultoria-de-seo

  1. Backlinks

Son los enlaces que recibe tu página web desde otras webs; son muy importantes porque le dicen a Google que tu sitio es digno de compartirse y esto influye en el algoritmo de clasificación orgánica.

 

Parte del trabajo que hace un especialista o una agencia de SEO es mantener una ‘colección’ de backlinks sana, comprobando que los enlaces de otras páginas hacia la tuya sean valiosos, seguros (no spam) y que te ofrezcan ideas de contenido atractivo.

 

  1. Imágenes

Las imágenes también ayudan al posicionamiento e incluso pueden llegar a posicionarse orgánicamente en la sección de Imágenes de Google. Optimízalas dándoles un nombre de archivo descriptivo y una reseña breve mediante el atributo “alt”.

imagenes-optimizadas-seo

  1. Optimización para dispositivos móviles

La mayoría de las personas que realizan búsquedas en internet usan dispositivos móviles, por eso Google toma en cuenta si una página web es responsiva a la hora de mostrarla.

 

Esto significa que si la experiencia en móvil no es buena, es muy probable que tus usuarios se vayan y que Google te posicione más abajo en los resultados de búsqueda. La experiencia puede ser mala por estos factores:

  • Cuando es difícil encontrar información, navegar por el sitio o hallar un menú con las principales categorías del sitio.
  • Cuando la velocidad de carga es lenta.
  • Cuando el diseño no es responsivo.
  • Cuando existen redirecciones innecesarias.

 

Después de cuidar estos elementos te recomendamos analizar el rendimiento de búsqueda y el comportamiento de los usuarios a través de herramientas como Moz, SEMrush y Search Console. Con estas puedes:

  • Ver lo que el robot de Google está rastreando y lo que no.
  • Probar y enviar sitemaps.
  • Revisar el ranking de tus keywords en Google y otros buscadores como Yahoo y Bing.
  • Identificar problemas con las meta etiquetas de título y descripción, así como con otros elementos técnicos.
  • Descubrir cómo encuentran los usuarios tu sitio web o blog, y qué términos específicos utilizan para llegar a tus páginas.
  • Saber qué tipo de tráfico recibes para tomar decisiones sobre la experiencia web que ofreces y el tipo de publicidad que puedes hacer.
  • Comprender cómo navegan los usuarios en tu sitio y cuál es el contenido más popular.

 

Finalmente, queremos dejarte este mensaje: el SEO de buena calidad requiere de tiempo, dedicación, experiencia y talento. Evita las malas prácticas para posicionarte rápido, pues Google te penalizará y, si es necesario, busca a especialistas que te brinden acompañamiento y consultoría de SEO para desarrollar adecuadamente todos estos elementos que, con esfuerzo y buenas prácticas, te llevarán a posicionarte orgánicamente.

Topics: SEO